LSVCO

Este es un blog 100% hecho a mano con desechos reciclabes encontrados en Internet. Come frutas y verduras, usa condón con extraños y con los de siempre (más si sospechas de su promiscuidad), escucha buena música y nunca nunca subestimes o sobreestimes tus ideales, son solo eso, ideales. Agítese al leer. kdsjfghd, jkhbvsdfh sdf, hjghbbckckcffjjV

cuadernos 12: reconstruction de christoffer boe (versión arreglada)

diciembre 14, 2008



“Night and day, you are the one… I think of you night and day”, dice la canción de los créditos iniciales en Reconstrucción, antes de que la película abra con la imagen de un hombre haciendo flotar un cigarro entre sus manos. Luego de establecer una escena y hablarnos de los dos personajes principales, el narrador -quien va señalizando sentimientos y detalles subjetivos por toda la película- dice: “Es una reconstrucción pero aún así duele”. Poco después Alex, el protagonista, le dice a Aimeé, la mujer que conoce en el bar apenas 30 segundos antes, que es hermosa. Ella reacciona preguntándole qué más sabe y él responde: “Sé que tú eres mi sueño y yo soy el tuyo”. Acto seguido le explica cómo es que al conocerla en otro momento se enamoraría de ella de inmediato y luego le diría adiós, todo como si hablara de alguien más.

Este es el confuso escenario que presenta Christoffer Boe en apenas 5 minutos de película, retomando un hombre entra a un bar, le habla a una extraña y le dice cómo se acercaría a ella para enamorarla. Podría parecer la primera ingeniosa pretensión de una pretensiosa película. Y me parece que lo es, pero funciona a muchos niveles.

La película continúa con la historia de cómo es que Alex y Aimeé se conocen en la “realidad”, fortuitamente en el metro el hombre del cigarro flotante vuelve a aparecer como si nos indicara una línea de interpretación al conectar las escenas con su aparición. Alex espera a Simone su novia, de la cuál ha empezado a distanciarse últimamente y porque en sus sueños aparece otra mujer, él empieza a tener un valor culposo en su consciencia. Ya dentro del tren, un arranque hace que Alex camine por el vagón del metro, donde ve a Aimeé, y en un segundo impulso abandona a Simone al salir corriendo tras de la extraña. Cabe mencionar que las dos mujeres son interpretadas por la misma actriz.

Esta vez Alex entra al mismo bar del principio y ambos personajes entran a un engañoso juego de frases en las que los dos pretenden conocerse, refiriendo a clichés y frases de parejas, junto con los supuestos planes de un viaje a Roma van construyendo en su conversación la atmósfera de un humor cálido e íntimo pero notoriamente falso e incomodo a momentos. A partir de aquí hablemos de Baudrillard.

Después de la Orgía, nos habla de una cuestión invisible para el hombre común de la actualidad, sin embargo evidente en sus actos, decisiones e idiosincrasia. La velocidad de cómo se vive hoy en día, y la forma en que funciona la sociedad hacen del pensar un verbo de glamour y de opulencia. Nadie tiene tiempo. Hoy el ciudadano sabe lo que hace en el aquí y ahora más que en cualquier otra época. No, mejor dicho, sabe lo que tiene que hacer aquí y ahora. O al menos eso le han dicho.

La visión de un mundo que es posible recorrer en menos de 80 días, la automatización y la “inmensa libertad” donde la identidad es un requisito más que un privilegio hace del hombre de hoy un engrane aprisionado entre los demás, en una máquina que no funciona ni para el mismo ni para su entorno. Para este hombre, ni Dios, ni el amor, ni la libertad, ni la comunicación existen en un mundo donde el ruido es el omnipotente sin razón.

Regresemos a la película. La pareja va al cuarto de hotel donde se queda Aimeé, quien acompaña a su esposo, un hombre mayor, en un viaje de negocios para la publicación de su nuevo libro. El hombre se ha ido y regresará hasta la mañana siguiente. Alex y Aimeé pasan la noche juntos y quedan de verse a medio día. Alex sale del hotel solo para darse cuenta que aparentemente lo ha perdido todo.

Su departamento no existe, su mejor amigo no lo reconoce, así como su novia dice nunca haberlo visto, y su papá a quien no le gusta ver, lo tira de loco. Y bien, pierde hasta su cartera. Alex en una noche deja de ser ciudadano, hijo, amigo, hombre y se enfrenta a si mismo por primera vez. Su primera decisión es empezar por el amor y va a la cita con Aimeé, es lo único que aún tiene.

El momento en el que él se enfrenta a una realidad donde su identidad ya no se basa en conexiones con otras personas y la introspección empieza a ser su único recurso para literalmente lo que sea, Alex se ve en la posición de salvarse a si mismo por que no hay nada más en qué soportar su existencia.

Baudrillard plantea algo similar usando a la sociedad actual como un sujeto. Existe una programación masiva, que la cultura se impuso a si misma cuando fue notorio que un diseño consciente iba a ser imposible, se definieron estilos de vida, lo saludable y no saludable, lo bello y no bello. De 30 años hacia el presente han ido acordes al monstruo de crecimiento poblacional, estas líneas de comprensión, y se han ido reforzando especialmente por los medios de comunicación. O en su defecto debilitando, pero siempre, siempre, se ha mantenido en constante multiplicación. Un ruidoso poblar en numeros de potencias.

Alex es un ideal hombre normal. Fotógrafo, tiene todo lo que un hombre debe de tener, un buen ejemplo de hombre feliz y desacomplejado hoy. Tiene un mal padre, una novia incondicional y sin embargo se mantiene soltero, un mejor amigo y bueno lo único que le faltaría es una mascota.

Sin embargo este ideal que todo hombre debe alcanzar, o mejor dicho al que todos podemos relacionarnos ideológicamente en la película se muestra formado por factores que, cada uno, terminan siendo por separado el eslabón más débil en su existencia, todas estas cosas que hacen de su vida ideal son las que al mismo tiempo la arruinan, y el descubrimiento de una aparente ilusión de un complemento desconocido y sin motivación lo completa. ¿Qué complemento? Claro que la mujer de hoy, eternamente incompleta e incomprendida. Ilusión.

El encuentro con Aimée en el café vuelve a confundir a Alex, primero reconociéndolo y luego actuando como si lo viera por primera vez, pero siempre cálida. Un hombre perdido busca a una mujer que lo obligue a amar, haciendo a un lado su identidad de macho o no macho, de otra forma el hombre de hoy puede vivir sin ello, eso le han dicho, él lo ha entendido. El esposo de Aimée lo dice más puntualmente, en su opinión el amor es distinto para el hombre en general que para la mujer en general; para la mujer es una decisión consciente, mientras el hombre espera que el amor lo sorprenda y atrape, los papeles se han transferido. Cuando se ven en el café Alex le dice a Aimée: “No sé nada. No sé nada y quiero saberlo todo”.

Aimée y Alex deciden huir esa noche, pero no sin antes despedirse de sus vidas pasadas. Aimée sufre la despedida mientras Alex parece culposamente disfrutarla, pero Aimée sí logra concluirla, cuando Alex torpemente falla, duda y pierde a Aimée, que aunque aún podemos decir que lo ama no puede concebir hacer una decisión por puro amor. Sin embargo ella siempre piensa, y si él no piensa parece que puede existir una oportunidad para ambos, sin embargo Alex como buen hombre de hoy está confundido y necesita poder, entonces voltea en búsqueda de Aimée. Ha dudado de nuevo y esta vez no hay nada más que hacer, el amor se ha muerto por grande, por invisible y por ser no cuantificable. El hombre de hoy no sabe vivir con amor, en su eterna búsqueda parece ser el único camino inexplicado al ignorado alcance de su científica realidad para comprender su existir en la faz de la Tierra.

Aimée y Alex se topan en el hotel y ella no lo reconoce. Alex ha tomado la decisión autodestructiva de no decidir. Aimée se va, dejando a Alex atrás, dejando el sentimiento por quedarse con su control. Después de vivir esto, la película lleva a Alex al pasado, justo la mañana posterior a cuando conoce a Aimée, dándose cuenta que la elección correcta la había tomado al vivir esa noche con ella, y el error fue pedir más, por que ya no había un después de esa noche que buscar, eso ya no existirá para él.

El hombre ha usado su creatividad para construir ilusiones a través de la tecnología, y aprovecha las ideas de la post modernidad viviendo en un estado opiático, en sus convicciones ya sea real, intervenido por la información y el uso de la tecnología, por volver a cada individuo tan grande como la superficie del planeta y el lado brillante de la Luna, o todos los mencionados.

Reconstrucción se puede conectar con el texto de Baudrillard en muchos niveles. La dificultad es en la correcta interpretación de la película, si es que existe única. Sin embargo creo que el gran punto en la película es hablar del reconocimiento del fin de la orgía, por que puede que toda la película tome lugar en la cabeza de Alex, primero pensando en el fin de su vida como la conoce, el misterio de volver una aventura, algo desconocido, su nueva vida a través de una mujer. El fracaso es inminente por las pocas y muy endebles columnas que se deben mantener de pie. En este caso el valor, el amor y la confianza sobre todo, esta última enaltecida como la gran catalizadora para que el combustible siga quemando en el corazón. Reconstrucción habla del quisiera, del estaría, del debería o no debería, de considerar al amor como secundaria prioridad, pero como tarea básica a cumplir.

El film termina así: Alex se despide de una dormida Aimée, la besa en la mano y ella no despierta, con una serenidad fúnebre Alex ve a Aimée con pena, parece convencido que él no es príncipe que la salve de su sueño. Él no es el sueño de ella, ni ella el de él.

Entonces el narrador lee: La mujer se ha ido. La risa se ha desvanecido. Pero el hombre sigue ahí. Solo. Obsérvenlo. Todo es ficción. Es una reconstrucción. Pero incluso así duele.

0 reacciones:

Publicar un comentario

woo!

!!

Apoya a la musica, compra los tracks ya sea en aTunes, Amazon o alguna de esas tiendas de interné o en tu tienda de discos favorita cómprate el disco completo o así, por q una cosa es ser pragmático y otra ser cool.

los tracks o discos o blah ( o sea todo lo posteado ) tiene fines de difusión así que si escuchas la rola, tonz luego pues apoya al artisttt, va? Va.
LSVCO Blog on Facebook

CORTOMETRAJES