LSVCO

Este es un blog 100% hecho a mano con desechos reciclabes encontrados en Internet. Come frutas y verduras, usa condón con extraños y con los de siempre (más si sospechas de su promiscuidad), escucha buena música y nunca nunca subestimes o sobreestimes tus ideales, son solo eso, ideales. Agítese al leer. kdsjfghd, jkhbvsdfh sdf, hjghbbckckcffjjV

cuadernos 11: Jeff Koons, Haim Steinbach y los desconocidos 80’s de Jordan (para mi)

noviembre 26, 2008


Jeff Koons, Haim Steinbach y los desconocidos 80’s de Jordan (para mi).

Vico Martínez Fernández


El simulacionismo americano de mitad de los ochentas (masomenos del 83 al 87) se basa en NY, antes de la crisis del SIDA, la caída del muro de Berlín como consecuencia de la caída de la URSS y que Bush padre llegara al poder. Así el arte (o como usted quiera llamarle) es influenciado por la política económica de Ronald Reagan, el entonces presidente de los Estados Unidos y lo que el arte significa en ella como expresión cultural.

Esta época fue marcada por el glamour, la música pop, la moda y lo gráfico que dominaban los ojos de todo NY, los inmigrantes rusos eran los que más entraban a NY a trabajar y establecerse como nuevo poder económico, formando parte en la situación corrupta y peligrosa de la ciudad, una que aún no era controlada por el orden cosmopolita que hoy rige en su mejor parte.


related and different
-1985-
Haim Steinbach


Grandes expositores de la época fueron Jeff Koons y Haim Steinbach. Ellos fueron parte de una exposición que tuvo gran atención por la crítica, New Sculpture. Hal Foster en su libro The Return Of The Real, habla de ambos como eje de la Commodity Sculpture.

Este tipo de escultura, dice Foster, se desarrolla a partir del arte apropiacional, alejándose de la tradición escultórica, Koons y Steinbach basan su trabajo en el readymade, pero no uno como el que conocimos en The Fountain, sino uno con un conflicto entre la representación y la abstracción. La llamada escultura de Steinbach, así como describe Hal Foster, es una nueva escultura que colisiona el alto arte y la cultura de comodidad.

Profundizando en ello. El trabajo de ambos basaba su expresión en cómo se presentaba la escultórica obra justo a la mitad de la década. Jordan es drafteado por los Chicago Bulls en 1984, y se retira 9, 14 y 19 años después. Niké lanza los Air Jordans, ícono fashionista de la época, ícono de diseño de la generación. Steinbach se apropia del producto y Koons del concepto volador del jugador fenómeno, el hombre que puso a la NBA en el lugar más alto jamás visto, saltando.

Su nombre es Micheal J (Jordan, no Jackson, o J Fox, -quien en Back To The Future II también tiene sus tenis de basketball nombrados tras el apellido su personaje McFly… ¿Tributo?, ¿accidente?- ¿cuál sería más importante?) y en esos años, él estaba listo para volverse inmortal.

Quisieran todos tal vez, ver ese balón de basketball cuando apenas ha cruzado la red, en el punto más alto que lo lanza Jordan, o tal vez cuando la velocidad de sus pases alcanza su aceleración máxima en el lance, volando. Ver los zapatos que logran ese correr, que permiten esos magníficos saltos, que combinan tan bien con todo. Todos quieren ser Jordan, y morirían por tenerlo en los Nicks en NY. Esos momentos en que el epicentro del mundo era Estados Unidos, y todos los ojos de Estados Unidos estaban centrados en un hombre y sus herramientas de trabajo.



One Ball
50-50 tank
-1985-
Equilibrium series.
Jeff Koons


Koons y Steinbach en este caso aprovechan un objeto de deseo, un concepto de deseo para que por común denominador no sea víctima de la economía, y disminuya su valor. Algo tan maravilloso no debería de ser barato y pasajero. Por eso valía la pena retirarse tres veces. En otras palabras, probablemente si algo como lo que sucedió con Koons y Steinbach cuando entró a la NBA hubiera sucedido cuando entró a la MLB, Jordan probablemente no hubiera tenido que regresar al basketball jamás. Tal vez, pero jordan apestaba jugando beis.

Los escultores no esculpen un objeto. Esculpen lo que está alrededor del objeto, esculpen el lugar donde va a estar el objeto. Los zapatos no van a estar en tus pies, en los pies de nadie, ya que sólo Jordan sería digno. El balón no lo va a tocar nada (en apariencia), ni nadie, estará suspendido como en su momento más glorioso, el momento crítico en el que todos lo ven y se preguntan si entrará o no. Así debe estar el balón si no está en manos de Jordan.

La nueva escultura se apropia de lo que ya sabemos del objeto, del valor que puede estar en la etiqueta, transgreden el sistema mundial que rige el mundo glamoroso de los yuppies que han sustituído a los hippies, punks y a la psicodelia, cambiados por el dinero, la bolsa, Tom Cruise, el pop, y una revolución pornográfica más que sexual. Ambos artistas toman esto y lo aceleran, lo exponencian y lo llevan al límite. Lo que dicen Koons y Steinbach con related and different y One Ball 50-50 tank es que no hay otro tiempo como el presente y ni el mismo Jordan lograría repetir la sensación de verlo jugar por primera vez, que no habría mejores zapatos, ni un mejor tiro, sólo una repetición de lo mismo, una y otra vez, movimientos imbatibles por mortales. Las esculturas hacen de Jordan un semi-dios, más allá de los precios y juicios, Michael es único e insuperable. El numero 23 es el aire que sólo él respira, y que sólo Koons y Steinbach pueden recrear sin él. Ese aire que en pleno salto él dejaba entrar en sus pulmones y mágicamente le daba la capacidad de volar como ninguno. Simulan a Jordan con su simple concepción imaginaria. Así yo puedo ver hoy en día a Jordan sin tener que haber nacido en los setentas.

(.V) yo no tengo unos Air Jordans.

0 reacciones:

Publicar un comentario

woo!

!!

Apoya a la musica, compra los tracks ya sea en aTunes, Amazon o alguna de esas tiendas de interné o en tu tienda de discos favorita cómprate el disco completo o así, por q una cosa es ser pragmático y otra ser cool.

los tracks o discos o blah ( o sea todo lo posteado ) tiene fines de difusión así que si escuchas la rola, tonz luego pues apoya al artisttt, va? Va.
LSVCO Blog on Facebook

CORTOMETRAJES